La guía esencial, simple y directa, de cómo saber que plan de hosting elegir

La guía esencial, simple y directa, de cómo saber que plan de hosting elegir
  • 30
    Mar

La guía esencial, simple y directa, de cómo saber que plan de hosting elegir

Ciertos clientes tienen una manera muy elemental de determinar el plan de hosting que les puede funcionar, y así lo piden:

“dame el más barato”, “cuál el más sencillito”, “que tienes que sea básico”, “algo simple, sólo para probar”….

y con esto quieren decir…básicamente…

“¡dame lo peor que tengas!”

y luego comienzan las controversias sobre si “el site va lento” o “los correos no funcionan”, pues arrancamos mal desde un principio, pidiendo lo que menos nos servía, pero más descuento tenía.

Para tratar de saltarnos estos inconvenientes, lo ideal es tomarnos algo de tiempo (quizás menos del que invertimos buscando el precio más bajito), en analizar un poco para qué necesitamos el hosting que vamos a contratar, y a partir de allí ubicar el plan cuyas prestaciones cubran o sobrepasen esas necesidades, que básicamente serían….

 

Elegir hosting en base a las cuentas de correo que voy a usar

Este debería ser el primer punto de partida: ¿cuántas cuentas de correo creo que pudiera activar?, y no sólo para el dominio principal de la cuenta hosting, ya que puedo pensar en tener varios dominios alojados en el mismo plan, y en consecuencia varias cuentas de correo asociadas a esos dominios…en base a esto, toma estas consideraciones:

  • Calcula unos 5GB´s de capacidad disponibles para cada cuenta de correo, así si activas (entre el o los dominios alojados) digamos unas 15 cuentas de correo, lo ideal sería que contrates un plan con no menos de 75GB´s de capacidad, sin contar el adicional que necesitarías para el o los sites web que desees publicar.
  • Si tu aproximado sobrepasa las 25 cuentas de correo ya no deberías considerar un plan de hosting compartido, ya que éstos (en promedio) tienen un límite de envío de 150 mails por hora, si tienes 25 cuentas de correo alojadas en tu plan de hosting –por ejemplo-, no podrías envíar más de 6 correos por hora, por cada cuenta. En casos como este debes considerar contratar al menos un VPS, que –en promedio– te permitiría enviar de 1.000 a 1.500 correos por hora (entre todas tus cuentas email activas).

 

Elegir hosting en base al tipo y número de sitios que deseo tener en el mismo plan.

Este es un muy buen segundo punto de análisis, y es a la vez sencillo y complicado, por esto:

  • Si esperas alojar –por ejemplo– 5 sites en el mismo hosting, es simple, busca un plan de hosting multidominio que te permita alojar hasta 5 dominios o páginas web distintas, ¡y listo!….pero no es tan sencillo
  • Siguiendo el ejemplo anterior, tienes efectivamente 5 sites distintos, pero ¿de qué tipo?: páginas informativas simples, tiendas on line, cursos en línea, blogs, directorios, landingpages, ¿qué hosting elegir según el tipo de sites?
    • Aloja varios sites en un plan de hosting compartido sólo cuando éstos sean estáticos (html/php) o incluso si son wordpress informativos, que no requieren mayores ni continuas actualizaciones; pudieras agregar en este lote 1 (un), léase “uno” “un” site tipo ecommerce, curso en línea, etc, ¡pero “uno”, no más!
    • Si en el grupo de sites que deseas alojar en el mismo plan hay 2 o más tipo tienda en línea, cursos online, directorios, portales de noticias, listado de propiedades, y demás que demanden recursos, visitas y actualizaciones constantes y considerables de contenido, olvida la opción de planes compartidos, vete directo (por ejemplo con MediaWeb) a Planes Premium, Ilimitados o WordPress, también los VPS serían una muy buena alternativa; otra opción externa que te recomendamos evaluar es el alojamiento VPS para trading.

 

Elegir hosting en base a la confianza

Todos estamos claros que la oferta en el mercado del alojamiento web es inmensa, proveedores de hosting sobran, quienes te den confianza, faltan. Cuando la búsqueda de un proveedor la basas en la confianza que tiene que darte, es porque vienes de defraudarte con otros, y ya quieres detener esas relaciones tóxicas; pero, por favor, no le preguntes a este nuevo proveedor “¿ustedes son confiables?”, “¿su servidor se cae?”, “¿qué tal el soporte?”, como si te fuese a hablar mal de sí mismo, todos te van a decir que son los “primeros proveedores” en su país, y que su servicio tiene un 199% de uptime (no llegan al 200% por modestia).

  • Simple…stalkéalos…busca en Google sobre ellos, revisa los comentarios en sus redes sociales (si no están en las redes o tienen los comentarios bloqueados, ¡huye sin mirar atrás!), contáctalos y pregúntales cualquier cosa (para ver cuánto tardan en contestarte y cómo), ve si tienen una lista de clientes o testimonios (reales, por favor), ¿su sitio luce lo suficientemente profesional como dicen ser?, ¿cuánto tiempo tienen en el mercado prestando servicio?.
  • Si aún con lo anterior no terminan de atraerte, pero tienen algo que te llama la atención, entonces pruébalos, contrátales (¡allí sí es válido!) “el más barato”, “el más sencillito”, “el que sea básico”, “algo simple, sólo para probar”, por un mes, tiempo más que suficiente para comprobar cómo se porta el servidor, y la calidad de respuesta del proveedor en cuestión, ante cualquier posible duda o inconveniente.

 

Elegir hosting en base a requerimientos técnicos

Aquí la evaluación es más simple, pues vas directo al grano: “busco esto, ¿lo tienes?”.

  • Se trata de elegir el servicio de alojamiento en base a factores específicos, como disponibilidad de ciertas prestaciones bajo determinadas versiones, tal o cual panel de control, tipo de base de datos, recursos, seguridad, rendimiento, respaldos, etc, etc, etc; si ya tienes claro qué tipo de prestaciones en particular buscas, te será mucho más sencillo seleccionar el plan de hosting ideal, pues simplemente ubicas aquél que cumpla con lo que requieres.

 

Elegir hosting en base al precio

Nunca lo hagas, no mires en primer y único plano el costo de un servicio de alojamiento, para poder hacer su elección; revisa su valor (no el precio), si realmente vale la pena para lo que tienes en mente, y no que simplemente “cuesta menos“. Parte de la premisa que si no valoras el servicio de alojamiento que estás contratando, es porque igual no consideras valioso lo que allí pretendes alojar.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Devela este datazo, ¡compártelo!

Reviews and expert opinio